º C Mié 16 de agosto, 18:53 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Opinión

Un año de Garro: La necesidad de resultados y el fin del cheque en blanco

Carta de un joven platense a un año del "cambio" en La Plata

por Blanco Negro

04/12/2016

Garro

​Por: Emanuel Polo


Prometían ser lo nuevo, prometían que con una gestión eficiente los problemas de la ciudad se resolverían y todos íbamos a ser más felices. Pero a casi un año de la triple renovación del ejecutivo, los vecinos de La Plata estamos pasándola mal y no vemos ninguna luz al final del tunel. A veces me pregunto si es que no terminan de poner primera y arrancar por falta de experiencia, desconocimiento o incapacidad; o es que la no gestión y el mirar para otro lado es la verdadera política para nuestro municipio.

Aún recuerdo las expectativas de muchos de mis vecinos aquel 10 de diciembre. Realmente se creía que con un nuevo jefe comunal, ibamos a recuperar el brillo que supimos tener en otras épocas. Pero lamentablemente no todo es tan sencillo como parecia.

Pocos querían la gestión anterior, en eso estamos todos de acuerdo, pero no alcanza con desplazar lo viejo si nadie está a la altura no están dispuestos a agarrar la sartén por el mango y emprender las políticas que necesitamos para vivir mejor. Hay un vacío en la gestión y un vacío en la referencia territorial, y mientras sigamos así la cosa va empeorando.

No se trata únicamente de que incumplieron sus promesas de campaña ¿o acaso sobran buenas noticias por las cuales brindar a fin de año?; sino del hecho de que no salimos del espiral de malas noticias.

Los vecinos del barrio Las Rosas, al lado de Los Hornos, vienen denunciado que la municipalidad no los escucha y siguen sufriendo problemas de salud porque no se hicieron las inversiones prometidas en materia de agua potable. Ni siquiera se está procediendo a realizar completamente la limpieza del afluente del Arroyo del Gato, ni se están realizando las desratizaciones necesarias para una zona con basurales a cielo abierto. Y como si fuera poco, retiraron el camión atmosférico de tratamiento cloacal -un paliativo a la falta de cloacas – que los vecinos lograron obtener hace unos años por medio de un presupuesto participativo.

Un segundo ejemplo del continuo abandono son los quinteros, vecinos del Gran La Plata, están ahogados financieramente cuando su producción se vende entre el 1000 y el 2000 por ciento más en los supermercados, afectando el bolsillo de otros vecinos a los cuales el sueldo ya no les alcanza para cubrir las necesidades fundamentales de sus familias; Como los niños que vuelven a los comedores para pedir un plato de comida . Y mientras tenemos más vecinos pobres, vemos como recortan los programas de asistencia y dejan expuestos a la buena de dios a los sectores más vulnerables de la ciudad.


¿Ineficiencia o intencionalidad política?

Estas palabras son las de un vecino que camina por su barrio, sólo busco llamar a la reflexión de quien se encuentra en las máximas responsabilidades del municipio. Es hora de concretar las promesas de campaña, necesitamos y nos merecemos vivir cada día un poco mejor. Sin baches, sin basura, con nuestros servicios básicos garantizados, con seguridad y con trabajo.



Noticias relacionadas

  • Cubo

    Enamorados de las encuestas los argentinos van a las urnas: por qué fallan los pronósticos

    Ante la falta de información, el ser humano supone que lo peor va a pasar. Es un mecanismo propio de nuestra configuración cerebral de cuando vivíamos en las cavernas sin la estabilidad, el confort ni las soluciones a las necesidades primarias que hoy tenemos. Las sociedades se basan en una construcción de confianza, y esa confianza se construye a partir de la comprensión de un escenario específico de manera compartida por la mayoría. Cuanto antes supiéramos cuál iba a ser ese escenario, más fácil para todos era consensuar y proyectar sobre ese nuevo escenario social. (Por Sergio Doval, Director del Programa de Opinión Pública de la UAI)
    04/08/2017

  • Mapu

    La campaña del desierto no terminó: qué hay detrás de la represión a los mapuches

    En pleno Siglo XXI una batería de prejuicios y mentiras sigue estigmatizando al pueblo mapuche como “extranjero” e “invasor” para justificar la negación de sus derechos constitucionales y la represión del Estado para defender los intereses de terratenientes que en la mayoría de los casos sí son extranjeros.
    10/08/2017

  • Gildo%20%282%29

    Esto recién empieza

    Por Gildo Onorato, Secretario de Políticas Sociales del Movimiento Evita
    14/08/2017