º C Jue 23 de marzo, 21:06 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Historias

Patria Mondongo, el lugar en el mundo

Angélica Magallanes, histórica vecina, repetía cada vez que la ocasión ameritaba: “Porque yo soy la historia”; la del barrio donde su madre la parió, donde creció, se casó, formó su propia familia y vivió hasta sus últimos días. Sus ojos fueron testigos del crecimiento, desarrollo del barrio “El Mondongo”. Cuando todo era zanjas, tierra y poco adoquín, pasaba el tranvía y la zorrita que llegaba a Los Talas.

por Blanco Negro

28/01/2017

Pmok

¿Viste cuando agarrás el guante? Bueno, a nosotros nos pasó eso. Siempre decíamos: “che a ver cuándo armamos alguna movida?”. El 23 de febrero de 2016 nos juntamos por primera vez y ahí nació, luego de una discusión interesante y por votación el nombre “PATRIA MONDONGO”. Y cómo no vamos a llamarnos así si el barrio es nuestra Patria, no la chica, la grande, el lugar de la añoranza de aquellos tiempos felices y el desafío de tender puentes para un presente de alegría y hermandad.

Arrancamos reuniéndonos en casas para planificar el laburo, de manera rotativa, y por ahora seguimos así. Justamente lo que nos motoriza es la ocupación del espacio público, vernos y charlar con los vecinos.

Somos `los de la esquina`. Nos juntamos los sábados en la escuela 43, diagonal 79 y 61, ahí donde Estela de Carlotto fue vicedirectora en los ‘70.

Para el 24 de marzo del año pasado con la comunidad educativa del colegio, la Mesa de DDHH de La Plata y ARGRA colocamos una imagen fotográfica de una de las primeras rondas de las Madres, al cumplirse 40 años del golpe cívico-militar. Algunos vecinos no se acercaron porque creyeron que era una reunión por la inseguridad.

Al otro sábado le pintamos la consigna Memoria, Verdad y Justicia con un sentido “Madres de la Plaza el barrio las abraza”. Y después repartimos el día del combatiente y veterano de Malvinas escarapelas argentinas con un volantito en defensa de la soberanía sobre nuestras islas.

La esquina de diagonal 79 es a Patria Mondongo lo que era el bar “Farina” a los antiguos habitantes (en diagonal 79 y 62). Ahora hay una mega verdulería que abrió hace poquito, viene gente de toda la ciudad, justito frente a la feria de siempre, pero que el paso del tiempo está dejando chiquitita.

Dicen los que recuerdan que en el bar “Farina” nació el nombre del barrio. Es una de las versiones. El Petiso Galeano que era uno de los habitué siempre reía por las panzas voluminosas de sus amigos y ahí mismito pintó con alquitrán en una pizarra: “Barrio El Mondongo 1919”.

Nosotros preferimos la que da cuenta de los primeros años del siglo 20, donde muchos de los habitantes del lugar trabajaban en los frigoríficos de Berisso. El país sufría los coletazos de la crisis internacional del 30, y como el hambre hacía sonar las tripas, a muchos laburantes les regalaban los mondongos ocasionalmente de la vaca para que pudieran morfar.

Las cerca de 80 manzanas que forman El Mondongo en rectángulo están delimitadas por las avenidas 122, 60, 1 y 72.



PRINCIPIO

Lo que hicimos fue imprimir un mapa del barrio y nos dividimos entre todos las manzanas para hacer un mapeo propio. Arrancamos bien, pero es ardua la tarea, nos falta mucho. Lo bueno es que vamos creciendo y se han sumado unos cuantos, por eso en los primeros días de febrero vamos a hacer la primera reunión ampliada para contar un poco más a fondo la experiencia; intercambiar líneas de trabajo como para organizar los tiempos, hay muchas ideas dando vuelta: ciclo de cine en la rambla de diagonal 79, celebración del Carnaval, conmemoración de los 41 años del golpe, continuar con el acompañamiento a la CITA (Cooperativa Textil de 115 y 62) que atraviesa una crisis que hace peligrar puestos de trabajo, acceso a la salud, espacios verdes, participación ciudadana en el diseño de las políticas públicas de seguridad, abordaje de la violencia de género, en fin muchos sueños y más ganas todavía de ponerle el hombro al barrio.

Acá tenemos escuelas públicas la 43, 45, la 15, privadas como Santa Margarita, del Valle, San Pablo y clubes como el Indart, For Ever, América, Instituto, Matheu, centros de estudiantes universitarios, unidades básicas y comités, centros culturales como “Leopoldo Marechal”, la biblioteca Euforión, la facultad de Medicina, por nombrar una, donde se recibió René Favaloro y la casa que habitó en las cercanías del barrio el escritor Almafuerte. Quién no ha recitado como un grabado a fuego “no te des por vencido, ni aún vencido. No te sientas esclavo, ni aún esclavo”.

Cuando hacemos el balance de lo hecho como Patria el saldo es alentador. Somos una organización barrial nacional y popular que crece desde el pie. Ahí radica nuestra esencia, en la base, en el cara a cara con el mondonguero o mondonguera. Orgullosos del gentilicio. Sentirnos parte y protagonistas para dar vuelta la taba y dar la batalla cultural que tanto se proclama. Y cada vez que hacemos acciones en la calle alguien se acerca y celebra no estar sólo en la mirada del mundo, nos intercambiamos teléfonos, facebook y volvemos a vernos. Somos muchos más de los que creemos y nos estamos encontrando en estos tiempos difíciles.

El vecino se engancha y bien, hicimos juntada de firmas contra los tarifazos; celebramos el bicentenario del 9 de julio con el chulengo en la calle bajo la bandera “SEAMOS LIBRES”; obsequiamos escarapelas en homenaje a nuestros héroes de Malvinas y en defensa de la soberanía sobre nuestras Islas; bancamos a los trabajadores despedidos de la 520 y la Este en 1 y 60 con megáfono en mano pidiendo respeto a los derechos violentados de los trabajadores y contra la represión de la que fueron víctimas, porque somos usuarios; para el primer año de detención de Milagro Sala volanteamos en el barrio convocando a la proyección del documental ‘Tupac Amaru: algo está cambiando’ e invitamos a charlar sobre la libertad, el sistema judicial, los derechos civiles y el rol del Estado en sus diferentes niveles y la recepción fue muy, muy buena. SE TRATA DE RECUPERAR LA CHARLA, EL RELATO ORAL, EL EJERCICIO DE ESCUCHAR, DE DEBATIR. Trabajo de hormiguitas, pero de hormiguitas orgullosas.



LA SEGURIDAD EN EL BARRIO

Los medios locales a los largo de los últimos podríamos decir 15 años, se han empecinado en sindicar al barrio como el segundo más inseguro y violento de la ciudad, después de Los Hornos. Eso duele. Eso mueve. No somos negadores, exigimos justicia por las víctimas de la violencia. Nos indigna el asesinato del joven médico Francisco Guerrero; la mujer que sufre violencia de género, el pibe que murió asesinado por la espalda en 115 y 60 víctima de gatillo fácil hasta donde sabemos y quien en una diagonal perdió la vida por un accidente vial. Creemos en el diálogo, el encuentro no entre los que pensamos igual, sería aburrido, sino entre los que pensando diferente en la forma nos unimos en el contenido.

Tenemos dos frases que nos gustan: “Un mundo mejor es posible” y “Para hacer, hay que hacer”. Por eso estamos en la vereda, en el territorio del cual nunca debimos corrernos. Es así que compramos con aportes nuestros un parlante potenciado que todavía estamos pagando en cuotas y la música es la excusa. Por ejemplo el 31 de diciembre celebramos la llegada del Año Nuevo con varias familias de vecinos en la vereda, los tablones los prestó For Ever, los cajones de la verdulería de Violeta fueron asientos, Roberto el electricista acomodó los reflectores, cada uno llevó lo suyo y compartimos una noche inolvidable que queremos repetir con la llegada del Carnaval.

Para nosotros la seguridad es algo más complejo que la presencia policial en todo su abanico de colores. El servicio de seguridad es un derecho ciudadano que debe mejorar, está claro; la inseguridad crece si no hay trabajo, salud, justicia, inclusión con igualdad de oportunidades. Hay reuniones por la inseguridad y algunos vecinos piden represión del delito, pero eso es empezar por el final. Primero está la prevención. La seguridad la hacemos entre todos, y reunirse está perfecto pero discutamos el para qué, el cómo y el con quién. Nosotros vemos al prójimo como una oportunidad y no una amenaza a la que hay que perseguir, encerrar o ahuyentar a otra barriada.

Acá podés venir por estudio, por familia, por nacimiento y te aseguramos que partir cuesta mucho. La Patria Mondonguera es un antes y después en la vida de cualquiera.



CONTACTO CON PATRIA MONDONGO EN LAS REDES:
Facebook: Patria Mondongo
Mail: patriamondongo@gmail.com
Twitter: Patria Mondongo



Noticias relacionadas

  • Dolar

    Deuda, Dólar y Comercio Exterior

    Por Héctor Giuliano
    06/03/2017

  • 1

    Paro Internacional de Mujeres: 8 Mujeres, 8 Miradas

    La jornada del 8 de marzo este año tuvo un hecho inédito: el paro nacional que en un contexto de intensa movilización social dio un nuevo y mayor impulso a las demandas, los debates y las aspiraciones del movimiento de mujeres en la Argentina. En esta nota, desde diferentes perspectivas se analiza el desarrollo de ese día de lucha y el contexto social en el que se produjo.
    10/03/2017

  • Jp