º C Sáb 15 de diciembre, 12:31 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Que la historia se repita

“México’86 y los platenses”, una muestra fotográfica imperdible con clima mundialista

El miércoles 13 de junio a las 20 horas se realizará la inauguración de la Muestra fotográfica “El mundial de México ’86 y los platenses”, en homenaje al fotógrafo platense Alejandro Pardo, en el Salón Auditorium Filiberto Bibiloni de la Cámara Argentina de la Construcción, ubicada en Avenida 7 entre 54 y 55. Entrada libre y gratuita.

por Blanco Negro

05/06/2018

Esquina%207%20y%2049-%20tomada%20desde%20el%20pasaje%20dardo%20rocha

En la muestra se podrá observar 24 fotografías que Pardo tomó mientras se jugaba el partido final entre Argentina y Alemania en el Mundial de México de 1986 y que reveló esa misma noche en la que el pueblo festejaba victorioso el triunfo de la selección.

Vendedores ambulantes escuchaban el partido por la radio esperando un resultado, en medio de calles desoladas inmersas en un profundo silencio. En los retratos podrán apreciarse algunos elementos imperdibles del aspecto de la ciudad en la década del ’80.

El ideólogo y curador de esta muestra el fotógrafo y artista plástico José Luis Mac Loughlin, reconocido por sus obras con un fuerte componente social.

Además, estará en exhibición la cámara fotográfica de Alejandro Pardo, junto al bolso que llevó aquel 29 de junio y se hará entrega de un catálogo que contiene todas las fotografìas de la muestra. También, se llevará a cabo una acción performática de la mano de los actores Gabriele Alimonti y Pablo Díaz Barcala, sobre el cuento “El viejo con árbol” del rosarino Roberto Fontanarrosa, y un brindis final.

El evento está organizado por La Casa del Arte, la Fotogalería Casa Gris, el Museo de la Fotografía y el Cine David Lacki, junto a la Cámara Argentina de la Construcción, con el auspicio de la Municipalidad de La Plata.


La trayectoria de Alejandro Pardo (Palabras de José Luis Mac Loughlin)

Pardo es platense. Vino a este mundo en el año 1955 y se fue (o decide dejarlo) a los 42 años (“es la voluntad de la naturaleza” dice Schopenhauer). Estudió Fotografía con dos grandes maestros de La Plata. Dos hombres que he escuchado y he leído, dos visiones de las formas, dos contemplaciones del Universo. Uno es Enrique Tato Rocca. El otro, con quien Pardo encuentra, al menos en su obra, mas puntos de contacto, es Ataulfo Pérez Aznar. La Peña Foto-Cine 8 mm (Teatro Alborada) sólo es una Galería de paseo para Alejandro Pardo.

Borges dice que a William Beckford sólo le bastaron una noche y un día para escribir “El Vathek” y conseguir la inmortalidad. Yo digo que a Pardo le alcanzaron los noventa minutos de la final Alemania – Argentina (Mundial 86’) para conseguir esa mortaja de inmortalidad que suelen vestir algunos artistas. No hablo de la estética de su obra (a mi me agradan sus encuadres, lejos de las tendencias fotoclubistas), la podemos discutir según las eras, según las modas, según las estadios críticos del Alma. Hablo de la idea. “Estábamos todos en familia y se fue antes de comenzar el partido” – dijo Jorge Pardo su padre -. Alejandro es el hombre y su cámara en una ciudad desierta, que ya no late en el cemento, en las vidrieras, en los bancos, en los colegios, en las plazas, sino dentro de cada hogar, en cada jugada. El camina solitario, pero sus pasos son seguros y su corazón y su mente en el Proyecto.

A principios de los ochenta, Pardo era asiduo concurrente de los Salones de la Peña foto cine 8 mm de La Plata. No participaba de los certámenes mensuales, le gustaba, mas bien, discutir sobre fotografía, le gustaba hablar del hecho fotográfico, de la estética, en un lugar donde los hombres (equivocadamente o no) nos medíamos. Donde cada uno de nosotros entregábamos nuestras almas o el productos de ella al veredictos de otros hombres, Alejandro era un espíritu libre.

Pardo es un observador apasionado, un flâneur; Charles Bodelaire usó esta palabra para caracterizar al artista cuya mente es independiente, apasionada, imparcial «que el lenguaje solo puede definir torpemente».

En los ochenta, e inclusive a finales de los noventa, los desnudos fotoclubistas (femeninos, por supuesto), que imponían a la sociedad a manera de dogma, de qué manera se debía exhibir y fotografiar un cuerpo desnudo, lo mostraban muy distinto a la estética que utilizó Pardo y otros autores independientes. Refiero aquí un comentario sobre el desnudo que escribiera Bernard Shaw en 1901: “La cámara fotográfica no debe construir la figura humana en la forma monumental y ficticia en que lo hizo Miguel Angel, o rebajarla a una mera función decorativa, como hizo Bume Jones. (…) Y yo me apeno de ver que las escuelas fotográficas todavía ladeen los rostros de sus modelos dando así la impresión de que están haciendo algo de qué avergonzarse”. Pardo fotografió , genuinamente, mujeres de desnudas de cabarets. La mujer (la modelo) que posa para la cámara de Pardo, no ladea la cabeza, no tiene vergüenza. No oculta su identidad.

La serie de 24 fotografías en papel fibrado (copiada positivada por el mismo autor), muestra una ciudad desierta y llena de fútbol, llena de tensión. Tensión en los rostros de los vendedores ambulantes. Tensión y silencio. Las fotos de Pardos muestran fútbol en silencio. Borges dice (referido al color local, al abuso del color local) que el Corán no necesita de camellos para que sea verdaderamente el Libro musulmán, Pardo sin fotografiar una sola pelota de fútbol nos susurra al oído y al corazón que el fútbol también es Arte .

Ahora lo estamos viendo nuevamente, “Esse est percippe” (existir es ser visto) ahora Pardo se comunica con nosotros a través del tiempo en un espacio plano pero profundo. Ahora está el autor, la obra (el puente) y el espectador. Lo voy a escribir en mi mal latín “Si tua opera quis videat inmortalis eris”. Si estamos viendo sus fotos , Pardo ya alcanzó la inmortalidad.



Noticias relacionadas

  • Jalouse-467943239-large

    Algo Celosa: mujer al borde de un ataque de nervios

    Nathalie es una profesora de literatura que tiene más de 40 años y está divorciada. La soltería la encuentra viviendo un momento particular. Paulatinamente, comienza a sentir celos enfermizos de todo aquel que la rodea. En torno a su hija, sus colegas y vecinos. La patología, desatada y desenfrenada, parece no tener límites.
    13/12/2018

  • Rr

    Ruleta Rusa: balas de fogueo

    Un joven regresa al pueblo donde sus padres fueron asesinados, para vengar la muerte de ambos en manos del capo del lugar. La típica trama de desquites, bajo la premisa de "pueblo chico infierno grande", se desarrolla cuando el intimidante y turbio hombre de poder quiere sacar del medio al mentado justiciero, que - para colmo- se involucra sentimentalmente con Maru, la hija del mafioso, y amenaza los planes del hombre.
    13/12/2018

  • Cine%20platense

    Toda la producción cinematográfica local en la semana del Cine Platense

    La Secretaría de Cultura y Educación, a través de la Dirección de Cine y Locaciones de la Municipalidad de La Plata, organizó “La Semana del Cine Platense”. Se realizará entre el 13 y el 19 de diciembre, con proyecciones gratuitas de películas nacionales, documentales independientes, espectáculos artísticos y series para los más chicos en los cines municipales Select (Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha) y Eco Select (Centro Cultural Islas Malvinas).
    13/12/2018