º C Mar 16 de julio, 13:59 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Consternación en la capital bonaerense

Secuestraron a un militante peronista de La Plata y sospechan que fueron presos que "salieron a trabajar" VIDEOS

Ocurrió poco después de las 8 de la mañana. La víctima iba a instalar una mesa con material partidario y era esperada por supuestos militantes que lo encañonaron y lo llevaron a punta de pistola hasta metros de la cárcel de Magdalena. "Seguí con la política, nos vas a ver de nuevo", le advirtieron. Hubo una conferencia de prensa y un amplio abanico de solidaridad con el vecino platense, que ya había sufrido la violencia de grupos paramilitares en los años 70.

Nh

por Nicolás Harispe @nicolasharispe

12/01/2019

20190112_191752

Se llama Mario Aranda, y es vecino del barrio El Retiro. Participa en política desde joven, y es un reconocido militante de la zona oeste. Los peronistas mayores de 30 años lo conocen por su bonhomía y el nadar lento y tranquilo que lo distingue del resto. Esta madrugada recibió un llamado. Le dijeron que llevara material de campaña del pre candidato a Intendente Guillermo Escudero (actual diputado provincial) a la esquina de avenida 44 y 197. Cuando llegó, tres hombres lo esperaban armados y lo hicieron “salir de paseo” a punta de pistola.

“Pensé lo peor”, relató Aranda a Info BLANCO SOBRE NEGRO momentos antes de la conferencia de prensa que brindó a las 19 horas en Plaza Moreno.

“No puedo dejar de vincular lo que me hicieron con los balazos que hubo en la sede del PJ y otros episodios de violencia política de la Ciudad”, comentó en el diálogo con este portal.

Aranda estaba visiblemente conmovido por la situación que había sufrido en las primeras horas del día. De su testimonio surge que “uno de los tres, el más joven, que tendría poco más de 30 años de edad, llevaba un arma corta”, y que lo encañonó durante el largo periplo que tuvo que vivir en las primeras horas de este sábado.

Le susurraba amenazas con alusiones a su militancia partidaria, mientras en el asiento de atrás los otros dos secuestradores vigilaban la zona por donde transitaba el auto. “Hagámoslo boleta, ya nos vio la cara”, contó Aranda que repetía el que portaba el arma.

“Se divertían entre ellos haciéndome creer que no salía vivo de esa situación”, relató visiblemente emocionado a este portal. También a la víctima se le llenaron los ojos de lágrimas cuando lo consultamos por los recuerdos que reavivó el secuestro. No pudo ni quiso hablar de la vinculación emocional entre lo que sufrió durante los años de plomo (en 1975) con lo que tuvo que vivir esta mañana.

Pero lo más llamativo de cara a la investigación que está en etapa de instrucción en los tribunales platenses, es el final del viaje que le hicieron realizar los secuestradores.

Luego de indicarle que los llevara en dirección a la Ruta 11 que une La Plata con Magdalena, y de amedrentarlo con amenazas de muerte, los delincuentes pidieron a Mario Aranda que los dejara sobre la ruta, en las proximidades del penal que hay en esa apacible ciudad ubicada al sur de la capital bonaerense.

Y hacia allí se dirigieron si mediar más palabras que los insultos y las amenazas que venían usando para torturar psíquicamente al vecino y militante peronista de la zona oeste de La Plata. Ni siquiera le sacaron el reloj.

Sólo caminaron en dirección a la cárcel, mientras Aranda huía del lugar hacia una estación de servicio en la que tuvo que dejar su DNI para que le cargaran nafta (no tenía ni un centavo de en bolsillo) y así poder regresar a La Plata para abrazarse a su familia y radicar la denuncia en la comisaría de su barrio. El caso quedó bajo investigación en la UFI 8.

“Son los chorros que salen a afanar de noche”, aseguraron algunos comerciantes de Magdalena. Según los testimonios que recogimos no es la primera vez que ocurre ese tipo de cosas, y algunas personas consultadas sospechan que existen “salidas transitorias” para robar. En este caso llama la atención el contenido político de las amenazas.

Los delincuentes que se llevaron a Aranda a punta de pistola sabían su número de teléfono (lo llamaron antes de las 8), y estaban al tanto de su militancia política: “Traé el material para repartir de (Guillermo) Escudero”, le pidieron.

Aranda es uno de los referentes del PJ en el barrio, y quienes militan en esa zona de La Plata vinculan el secuestro con disputas de la política platense.

En los videos que acompaña esta nota se puede escuchar el testimonio de la víctima, cuando megáfono en mano habló en los momentos previos a la charla con los medios que cubrieron la conferencia de prensa.



Noticias relacionadas

  • Sica

    Empresarios nacionales salieron con los tapones de punta contra Cambiemos y piden la renuncia de Sica

    En un comunicado difundido en las últimas horas, la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC) comunicó que por cada día de trabajo del ministro de la Producción y Trabajo cierran 60 pymes en nuestro país. La AFIP y los embargos a las pequeñas empresas. La ley de Emergencia Pyme.
    15/07/2019

  • Dict

    La Municipalidad de Ensenada inaugurará una plaza en homenaje a Luciano “El Loco” Sander

    "A Sander se lo llevaron de su domicilio (Mitre 634. Ensenada) el 18 de junio de 1976 cuando milicos de civil lo levantaron –en un Torino blanco- en un raid de secuestros que terminó en cinco asesinatos. Al otro día su cuerpo sin vida apareció en el camino a Villa Elisa, La Plata. Amarrados los brazos con alambre", recordó Roberto Baschetti en "Militantes del peronismo revolucionario, uno por uno".
    15/07/2019

  • 1

    Garro inauguró un nuevo local de Juntos por el Cambio en Villa Elisa

    “Esta elección nos enfrenta contra el equipo que dejó la Ciudad en manos de las mafias”, aseguro en su discurso.
    16/07/2019