º C Vie 22 de marzo, 15:05 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Opinión

De Pobreza Cero a discriminación CEO

Por Raúl Ferrara, abogado laboralista y dirigente de la agrupación Grupo Descartes.

por Blanco Negro

01/03/2019

Opinion

Hoy, 1 de marzo, se conmemora mundialmente el “Día de la Cero Discriminación”, fecha establecida en diciembre de 2013 por la Organización de Naciones Unidas. Este año la consigna que se impulsa es “Movilízate para cambiar las leyes discriminatorias”.

Paradoja de estos tiempos se nos plantea al reflexionar sobre la discriminación en nuestro país, a días de ser presentado por el Ministerio de Producción y Trabajo un documento oficial titulado “Leyes para la Transformación Productiva” que incluye una ilustración en la que sin disimulos se plasma la siguiente idea: “nosotrxs los rubixs de traje, los sostenemos a uds morochxs pobres”. Pareciera que esta ilustración da cuenta de una declaración de principios del actual Gobierno.

El pasado lunes 25, indignados por el mismo agravado por el escandaloso silencio oficial nos presentamos ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo y radicamos una denuncia formal y por escrito contra el organismo, en la que además dábamos cuenta del convenio celebrado entre ambos organismos en 2016 con el objeto de “evitar la discriminación en el mundo del trabajo”.

Otra ironía más en esta época en la que todo parece salido de una tragicomedia es que un 1 de marzo pero también de aquel 2016, fueron despedidos 60 trabajadores del INADI. Una original manera de responder a la consigna que se propuso para ese año: “Distínguete”.

El gobierno parece que en esa oportunidad buscaba distinguirse por atrofiar órganos del Estado destinados a velar por el respeto a la diversidad y la igualdad de todos los habitantes del país.

Aunque ya nada puede sorprendernos, resulta preocupante que desde el Estado se promuevan los estereotipos, la estigmatización de la pobreza, y por lo tanto se profundice simbólicamente en la legitimación de las desigualdades. Mucho más aún cuando parece que a “los rubios” nada les han enseñado las lecciones de la historia y replican por torpeza, ignorancia o simplemente como lógica expresión ideológica de clase, una publicística propia del nazismo.

Los ciudadanos y la dirigencia política debemos mirar las experiencias tangibles en las que un Estado se volvió un instrumento de segregación y preguntarnos si es en este modelo en el que nos sentimos representados.

Por lo pronto, queda claro que esta ilustración viene a resumir el espíritu de la batería de políticas que se vienen implementando desde la asunción de este gobierno y que demuestran en lo material el fuerte desprecio por el pueblo. Las campañas de estigmatización de lo “popular” ha dado buenos resultados, de esta manera parece que la represión a la protesta social, los despidos, el achicamiento del Estado, el desprestigio y persecución contra dirigentes sociales, políticos y gremiales, el agobio económico que sufren los más vulnerables, son justificadas en un imaginario falaz que invierte la pirámide social: ahora no es el pueblo explotado el que sostiene a los privilegiados.

La idea de “el otro soy yo” parece haber dado una giro de 180°, la lógica que intentan instalar es la de la naturalización de la desigualdad dejando en claro que aquellos que en verdad gozan históricamente de todos los privilegios nos sostienen a todos los demás, y que no somos merecedores del pleno derecho, ni de la justicia social, ni de un Estado que no trate a sus habitantes como ciudadanos de segunda.

La ilustración del documento del Ministerio de Producción y Trabajo es entonces el reflejo de una mirada paternalista y tutelar que infantiliza al pobre, al morocho, al inmigrante, a los trabajadores, a los que no pertenecemos a ese grupo de “rubios” de traje que prepara la mesa para ir más allá aún y seguir robándonos derechos.

Sería deseable que si no queremos que este 1° de marzo se recuerde como el Día de la “CEO DISCRIMINACION”, el Ministerio de Producción y Trabajo, además de la pública disculpa que nos merecemos como comunidad, haga honores a la consigna del 2019 “Movilízate para cambiar las leyes discriminatorias”, avance en leyes inclusivas y proteja las que otorgan derechos de acceso igualitario al trabajo, a la educación y a la salud y deje de hacer del Estado un instrumento de segregación.



Noticias relacionadas

  • Ni-una-menos

    Nos cuentan en cifras, pero no somos un número

    Por Virginia Rodríguez, concejal de La Plata y docente de la UNLP.
    07/03/2019

  • Ingreso

    Masividad vs. excelencia académica: el falso dilema de los que auguran volver al elitismo

    El fin de semana, un medio local publicó una nota en la que se destacó la masividad de los cursos de ingreso de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP, y se puso de relieve los inconvenientes que ello genera. Como respuesta, un profesional egresado de esa Unidad Académica compartió con este portal algunas reflexiones que publicamos en esta columna de opinión.
    18/03/2019

  • Bajo%20nivel

    El paso bajo nivel de 1 y 32, un debate añoso y una obra que va a avanzar indefectiblemente

    "Lo fundamental es que se va a seguir la obra con una mesa de trabajo integrada por los vecinos de Tolosa para que la obra del bajo nivel traiga soluciones y no problemas", deslizó una fuente vinculada a la gestión comunal a este medio. Pero esa es una cara de un tema cuyas controversias parecen conducir a un callejón sin salida si no se encuentra un espacio de diálogo.
    20/03/2019