º C Sáb 08 de agosto, 08:14 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Opinión

Una reflexión ante el avance de una pandemia que paraliza al mundo

Por Yesica León, responsable de Mujeres Evita La Plata.

por Blanco Negro

10/04/2020

Ff

Ante el avance de una pandemia que tiene paralizada al mundo y en este momento a la Argentina, el estado ha propuesto para preservar la salud de todos y todas los argentinos el aislamiento social preventivo, llamada “cuarentena” obligada, donde las personas deben quedarse en sus casas y no salir.

En medio del desguace del estado por parte de un gobierno anterior que contrajo una profunda deuda y con un nuevo gobierno a pocos meses de asumir, la economía empieza a generar incertidumbre en nuestra sociedad. Esta economía se encuentra paralizada afectando a la población de los trabajadores y trabajadoras que se organizan por generar sus propios trabajos e ingresos de dinero. Esto no pasa solo en argentina, la parálisis financiera se ve reflejada en los grandes mercados del mundo y eso preocupa a todos y todas.

Cuando hablamos de economía entendemos siempre que las mujeres son las más perjudicadas, ni hablar si es mujer de un barrio postergado de una provincia de argentina. Ante el avance de la pandemia, en paralelo surgieron hechos de violencias por razones de género convirtiéndose en femicidios. Antes de la pandemia, argentina llevaba más de 70 femicidios en lo que iba del año y aún se siguen sumando todos los días. Hay muertes por femicidios como también por coronavirus. Y las demandas al Estado son urgentes y las respuestas son paulatinas.

Tenemos la ventaja actual de tener dos ministerios de Mujeres, políticas de género y diversidades tanto en Nación y provincia de buenos aires. Eso se debe a la lucha de las mujeres en estos últimos años, de las mujeres organizadas, de las independientes, de los movimientos sociales y populares, de las mujeres sindicalistas. No debemos olvidar que los femicidios no son de ahora. El gobierno de Macri desfinanció todas las políticas en materia de género provocando el aumento considerable de mujeres víctimas en violencias. El aislamiento por pandemia es lo que agrava y genera a partir de eso las situaciones de violencias por razones de género. En este último mes por el aislamiento social preventivo, aumentó un cuarenta por ciento los casos de violencias por razones de género en el país, el aislamiento vulnera a las mujeres que son víctimas de violencias, es por eso que se necesita pensar en refugios de emergencia para las mujeres ante la creciente violencia por razones de género.

En estas instancias donde la incertidumbre ante la pandemia crece de manera escalonada también aumentan los femicidios en la provincia de buenos aires y argentina. Las mujeres se organizan en los barrios para dar respuestas. Son las promotoras territoriales para prevenir la violencia de género quienes dan respuestas concretas ante la demanda, son quienes se organizan para llevar a las mujeres a hacer la denuncia, en esta época de aislamiento social, la contención se ve afectada y el teléfono muchas veces no alcanza, el distanciamiento complica y agrava de manera profunda la deuda que tenemos con las mujeres más postergadas.

Es por eso que ahora debemos dar respuestas, necesitamos que se declare la Ley de Emergencia Nacional en violencia, para contemplar el trabajo no remunerado que hacen las promotoras capacitadas en prevenir la violencia de género y dar respuestas urgentes ante la demanda. Son las promotoras las primeras líneas de fuego, ya que conocen el barrio en el que transitan, muchas veces hasta coordinan merenderos, ollas populares o forman parte de unidades productivas.

Es ahora cuando el estado debe garantizar a las promotoras, que lidian las 24 horas del día, ser reconocidas por el labor que realizan de manera invisibilizada, de la misma manera que lo hacen las mujeres que cuidan a nuestras infancias y adultos mayores. El trabajo invisibilizado es alto en nuestra sociedad y es momento que ante la urgencia de la pandemia el estado tome en agenda esta política y la lleve adelante.
Necesitamos una agenda que incluya a todas, que proteja y cuide a nuestras mujeres y diversidades, que pueda llegar a todos los rincones del país, dejando en claro que no se pueden seguir vulnerando sus derechos.


Noticias relacionadas

  • Cooperativa

    El cooperativismo como faro de la pospandemia

    La vicepresidenta Cristina Fernández sorprendió en redes sociales al compartir un análisis de Alfredo Zaiat que, entre otras cosas, decía: “La pospademia en la economía y, en especial, la reconstrucción de una nueva normalidad económica, porque la anterior dominada por el bloque de poder tradicional probó ser un fiasco en términos de bienestar general, requerirá ampliar la base social de la alianza con el sector privado, incluyendo a pymes, cooperativas, emprendedores, firmas recuperadas, empresas de la economía popular”.
    21/07/2020

  • F

    Macri-Cartes: los provocadores

    A contramano del pueblo, así podemos calificar al insensato encuentro en medio de la pandemia de coronavirus entre los ex presidentes Mauricio Macri y Horacio Cartes, ese par de millonarios expertos en depredar a la clase trabajadora.
    23/07/2020

  • Ss

    Testimonios sobre un cura medievalista de La Plata, el sacerdote que prefiere adolescentes

    En 2013 lo mencionamos en una nota por declaraciones que agredían a las mujeres que pedían que cesara la violencia machista. El movimiento feminista comenzaba a a hacerse sentir con más fuerza y el sacerdote Raúl Sidders estaba irritado. Por eso había calificado de “loquitas”, “chirusas” y “yeguas” a quienes lazaran su voz. Pero se sentía, según atestiguan ex alumnos, con el derecho de abusar de los varones del San Vicente de Paul.
    31/07/2020